Loading...

1. Da buena propina

La gente generosa siempre es generosa. Si le gusta complacerte y darte pequeños caprichos orales, te conviene.

2. Te pide tu opinión y verdaderamente la escucha

Si no le importa en absoluto cómo te sientes o qué piensas, esas cualidades también se pasarán al dormitorio. Y a la cocina. Y a tu escritorio. Y a la ducha. En definitiva, a todos lados.

3. Tiene buen apetito

Si tiene un apetito voraz en la cena, probablemente también sea así bajo las sábanas.

4. Te toca

Aunque parezca obvio, ninguna queremos un hombre que no nos roza la mano ni un solo instante.

5. Sabe bailar

Si ves que tiene ritmo, seguramente también lo tenga en vuestra pista privada. Tiene un bonus extra si baila con los niños en las bodas. No tiene nada que ver con el sexo, pero es verdaderamente adorable.

6. Respeta a todas las mujeres

Los hombres que son irrespetuosos no son buenos en la cama. Simplemente, porque no le importas en absoluto. Si él tiene una buena relación con su madre, compra él mismo los regalos de su hermana y tiene amigas que le adoran, seguro que te dará múltiples orgasmos. Garantizado.

7. No presume

Los hombres que presumen delante de los demás acerca de lo buenos que son en la cama seguramente nunca lo sean en realidad.

8. Te mira

Y mucho. Si cada vez que estás haciendo algo, te giras y le ves mirándote fijamente, seguro que llevará ese entusiasmo a la cama.

9. Huele estupendamente

El olor es muy importante cuando hablamos de atracción. Si te encanta como huele, espera a ver lo que sabe hacer contigo durante el sexo.

10. Es flexible

No físicamente (aunque tampoco nos importaría), sino mentalmente. Ser bueno en la cama requiere improvisación (a ti te gusta una cosa y a él otra distinta). No quieres estar con un robot que solo sabe hacerlo de una manera.

11. Le gusta entrenar

Lo que significa que lo dará todo para entrenar contigo, sí, bajo las sábanas.

12. Ha tenido problemas en su pasado

Los hombres que lo han tenido todo bien hecho desde siempre sin apenas adversidades, no saben cómo enfrentarse a los problemas (tampoco los que puedan surgir durante el sexo).

 

Fuente: Cosmopolitan.com

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com