Loading...

1. “Cuando caminas con ella y de repente pones tu mano en su espalda baja para “guiarla”.

Sí, caballeros. Este toque tan sutil al que tal vez ni le habían prestado atención puede hacer que sus chicas se derritan. Vía

No te pierdas: 7 cosas que hacen las mujeres… y decepcionan a los hombres

2. “Cuando te pones una camisa abotonada con las mangas enrolladas hasta debajo de los codos.”

¡Oh por Dios! Seguro que ninguna chica en su sano juicio lo negará. vía

3. “Cuando conduces a la antigua.”

¿Qué es lo que crees que nos mantiene atentas viendo una película tras otra de the Fast And Furious? Las mujeres consideramos que un muchacho que sabe conducir una caja de cambios estándar es poderoso y está totalmente en control de la situación. Además, nos encanta porque no podemos dejar de admirar tus fornidos antebrazos. vía

4. “Cuando te inclinas hacia atrás con las manos detrás de la cabeza”.

Los brazos de los chicos son la debilidad de las niñas, de modo que esa movida por lo regular nos vuelve locas. Ahora ya lo sabes. Vía

5. “Cuando juegas con mascotas y eres dulce con los animales”.

Nosotras quisiéramos que hubiera una explicación lógica para esto, pero las chicas no seguimos la lógica. Por alguna extraña razón, si un hombrazo bien rudo, fortachón y masculino comienza a jugar y a apapachar a una tierna mascota, nuestros corazones -y algo más- se derriten. Vía

6. “Cuando te bebes un buen whisky directo y sin aspavientos”.

Es curioso cómo el trago de tu preferencia parece decir tanto de ti. Si un chico ordena cerveza barata, nosotras asumimos que iremos a pagar las entradas de la película que estamos a punto de ver, y si pide un martini turbio, pensamos que seguro trae ropa interior rara. El que ordena un buen whisky sin nada más, parece ser un hombre que puede manejar el asunto en que se acaba de meter. Vía

6. “Cuanto te aflojas la corbata”.

.

No importa que tan ilustrado estés en el arte del sexo o el striptease, porque una chica siempre te imaginará quitándole las bragas con la misma pericia con la que ahora te aflojas la corbata. Ahora ve y ponte una. Ya no te resistas. Vía

7. “Cuando te vemos trabajar en un auto.”

La logística y todo lo que tiene que ver con cómo opera un auto es literalmente mecánica aeroespacial para las chicas. Esto en gran parte debido a que nos interesa un cara*o aprender siquiera lo más mínimo. Pero saber que nuestro chico pueda reparar esta compleja máquina sólo con sus manos, nos parece ridículamente sexy. Vía

8. “Cuando haces contacto visual”.

El hecho de que tengamos toda tu atención pero a la vez no sepamos nada de lo que pasa por tu mente, es muy provocativo. Vía

9. “Cuando nos demuestras que puedes reparar cualquier cosa”.

Puede que nunca te veas en el apuro de solucionar el problema de que haya velocirraptores presentándose en sociedad, pero puedes empezar a ser más sexy reparando el inodoro o averiguando porqué diablos no hay luz eléctrica… Vía

10. “Cuando te las arreglas para interactuar con niños”.

Esto nos hace tomar las cosas con calma. Es cómo pensar en que es muy buena idea que nos invites a salir, luego que nos pidas matrimonio, que trabajes duro en hacer bebés y finalmente, que te hagas el padre de nuestros gemelos cuanto antes. Vía

11. “Cuando hablas otro idioma”.

Pero… ¿Qué fue lo que dijiste? Acabas de pasar del 5 al 10 en la escala de la sensualité.

Comentarios

//soundmeup.com
//soundmeup.com