Loading...

¿Recuerdan los dos goles de Chicharito contra Francia en el Mundial de Sudáfrica? ¿Y qué tal cuando Mario Vargas Llosa recibió el Nobel que Gabo nunca tuvo?¿O qué tal cuando el impronunciable volcán Eyjafjallajökull se volvió el tema de conversación de todos por las cenizas que imposibilitaban los viajes en Islandia? Quizá otros más se acuerden de cuando, durante “Laid”, los fans se subieron al escenario con Jamesdurante el primer Corona Capital.

De eso, ya son cinco años. Los problemas de sonido quedaron en el pasado. La logística y la curaduría, lograron que rápidamente, el Corona Capital se colocara codo a codo con el Vive Latino —el que hasta esos momentos, era el festival reinante del Distrito Federal. Y hoy en día, son muchos los que esperan con ansias el cartel que revelará si vale la pena o no, gastar unos pesos en los tickets.

La alineación del 2015 está casi lista. Al parecer, faltan algunos nombres —entre ellos un headliner— para que el Corona Capital a realizarse en noviembre quede completito, y aunque varios quedaron encantados con la inclusión de bandas como The Libertines, Primal Scream, los Pixies o Death From Above 1979, la verdad es que una gran parte del público no quedó del todo satisfecho —sobre todo por la increíble cantidad de artistas de electrónica que ocupan el cartel.

Así que aquí nos dimos a la tarea de recopilar algunas bandas que nos hubiera gustado que aparecieran entre los nombres ya conocidos.

Viet Cong

En México y el mundo amamos el post-punk. Para muestra, sólo hay que ver el recibimiento a bandas como Interpol, Editors o al siempre bienvenido Peter Hook y su setlist de Joy Division, o las miles de playeras del Unknown Pleasures que circulan por las calles de la ciudad. Entonces, ¿por qué no traer a una de las bandas que más prometen cuando de este género se trata. Los Viet Cong nos dieron uno de los mejores “debuts” (entre comillas porque en realidad ya habían tenido otro proyecto que terminó trágicamente con la muerte de su vocalista) de los últimos tiempos, y la verdad hubiera estado bien fino que adornaran este festival.

FKA Twigs

Además de salir en las revistas bien interesantes de chismes por ser novia de Robert Pattinson, FKA Twigs sacó uno de los discos más aclamados del 2014. Con una producción envidiable, en la que colaboraron grandes nombres como Arca, Paul Epworth o Devonte Hynes, el LP1 de de la británica la puso inmediatamente en el mapa de los artistas a seguir en los siguientes meses. Por ello, era casi obvio esperar que FKA fuera uno de los nombres en el cartel del Corona, pero al parecer, no será así. Ojalá que por ahí tengan preparada una sorpresita porque si no, será un desperdicio no tener a esta muchacha.

Kendrick Lamar

Qué Drake ni qué nada, Kendrick es el verdadero y nuevo amo del Hip-Hop (No te enojes, Kanye). Tres discos le han bastado para consagrarse e imaginen poder tener a Run The Jewels —quienes se aventaron uno de los 5 mejores discos del 2014 a mi parecer— junto a Kendrick Lamar, que entregó en To Pimp a Butterfly un digno sucesor de su obra maestra del 2012 Good Kid, M.A.A.D City. Con Tyler, the Creator y Snoop Dogg ya figurando en el cartel de otro festival como el Ceremonia, se antoja que el Corona Capital se aventure a los terrenos del Hip-Hop y considere a los grandes exponentes para que encabecen su cartel.

Caribou

A Dan Snaith poco le importó que un tal Richard “Handsome Dick” Manitoba lo haya demandado por usar su apellido como nombre artístico. De las cenizas de Manitoba nació Caribou, y a partir de ahí, ese nombre no puede ser separado de la excelencia en la música electrónica. Si ya van a querer pegarle a las masas con la abundancia de EDM y el éxito de festivales como el EDC, pues siquiera que los nombres ostenten una calidad indiscutible, como la de Caribou. “Can’t Do Without You” u “Odessa” hubieran sonado brutales entre chelas, shortcitos y luces estroboscópicas.

Lower Dens

De Baltimore, la tierra en donde murió Poe, surgieron los Lower Dens. Jana Hunter, vocalista de la banda, se cansó tanto de su carrera de solista que incluso pensó en el retiro. Y fue justamente en la gira del adiós, cuando por primera vez se acompañó de una banda y se dio cuenta de que el encanto por la música seguía ahí, pero era mucho más divertido con compañía. Así, Lower Dens comenzó su carrera, y aunque ya eran algo conocidos en el circuito indie, con el Escape From Evil de este 2015, realmente lograron consolidarse como una gran banda. Qué ganas de escuchar la perfectísima “To Die in L.A.” en noviembre…

 

The War on Drugs

Si ya trajeron a Kurt Vile alguna vez, ¿por qué no darle chance a su ex banda? Y más todavía con el tremendo discazo que se aventaron en el 2014. Seguramente que los pasajes instrumentales de los de Philadelphia, hubieran quedado como anillo al dedo para más de uno de los asistentes al festival que, con una “ayudadita” se hubieran sentido en todos los lugares del mundo, menos en el Autódromo Hermanos Rodríguez. A mí, la verdad sí me decepcionó mucho no verlos en el cartel, y espero que por lo menos los traigan a un Plaza, porque no se puede desaprovechar la gira que traen con el Lost in the Dream.

alt-J

Los hipsters por excelencia (su nombre tiene que ver con el código para sacar un triángulo en el sistema operativo de Apple) no están confirmados. Es una desgracia. Los que tuvieron la oportunidad de ir a alguno de sus Plazas hace dos años, sabrán que el público se les entrega completamente. Y aunque su segundo disco no estuvo a la altura del An Awesome Wave, alt-J ha demostrado que puede hacer un gran show y hacer pasar a la audiencia un gran rato. Lástima que los ganadores del Mercury Prize no hayan figurado dentro del cartel, porque según yo, sí hubiera sido un marco perfecto para el regreso triunfal de los británicos.

My Morning Jacket

Si los Pixies y hasta White Lies repiten alineación, ¿por qué no una de las mejores bandas en vivo de la actualidad? My Morning Jacket tienen la potencia necesaria para capturar a gente que ni siquiera los conoce. Son garantía de un gran show y, además, acaban de sacar nuevo material que tiene potencial para crear clásicos en su repertorio. Se va a extrañar harto la figura imponente con angelical voz de Jim James en los escenarios del Corona Capital.

Björk

Está cool Calvin Harris y todo, pero ¿de verdad tiene el renombre para ser el cabecilla más importante del cartel? ¿Por qué no recurrir a las leyendas? ¿Por qué no recurrir a la extravagancia islandesa conocida como Björk? Está bien que a muchas personas no les guste, pero tener a un artista de su talla en el festival, le sumaría infinitos kudos al cartel. Además, tiene nuevo disco y ya es hora de que regrese al país, pliiiiiiis. Digo, si Portishead ya vino alguna vez, se vale soñar con Björk…

Royal Blood

Todo el poder canalizado por el dueto de Brighton, no resonará en nuestras cabezas… Ya casi los dábamos por hecho. “Obvio tienen que venir”. “Hay que esperarnos al Corona, seguro vienen”. Pues, oh, sorpresa, en el cartel no se incluye ningún “Royal Blood”. Digo, tenemos a DFA 1979, pero aún así, es una lástima que los ingleses no se sumen a las filas de un festival que está poblado de secuencias digitales y al que le hacen falta unos buenos acordes y tamborazos para desquitar el estrés.

Comentarios